¿Tus zapatillas blancas favoritas han perdido su brillo?  ¡No te preocupes! 

Para zapatillas de tejido o de ante :

- Aplica polvos de talco en las zonas más sucias y deja que penetren bien durante toda la noche. Por la mañana, elimina los restos de talco con un cepillo suave.

- Para hacer desaparecer las pequeñas manchas que todavía no están totalmente incrustadas, frota con una goma de borrar blanca.

Para zapatillas de cuero :

¡Son las más fáciles de limpiar porque el cuero no absorbe las manchas!

Usa una gota de gel antibacteriano en una bayeta de microfibras y pule las zapatillas.

Otro consejo: mezcla un poco de vinagre blanco con leche limpiadora en un plato pequeño. Empapa un algodón y pásalo por todo el zapato. No olvides secarlo después con un paño seco. ¡Blancura asegurada!

Para los cordones :

Un lavado a máquina o a mano con jabón neutro les devolverá todo su esplendor.

Para las suelas :

Frótalas con un cepillo de dientes usado y jabón.