Las bacterias no se pueden ver a simple vista, sin embargo, están por todas partes, incluida la vajilla. Para decir adiós a las bacterias, es necesario cambiar el estropajo con regularidad, pero ¡lavarlo también! A continuación, consejos prácticos y eficaces:

  • Coloca el estropajo en el cesto de los cubiertos en el lavavajillas o en la lavadora a 60 ° C.
    ¡Saldrá como nuevo!
  • Otra opción es llenar ¾ de un recipiente con una mezcla a partes iguales de agua y vinagre blanco. Sumerge el estropajo en la mezcla y coloca el recipiente en el microondas durante dos minutos.
  • Otra alternativa: llena un bol de agua y exprime medio limón. Deja el estropajo en remojo toda la noche y ¡Di adiós a las bacterias!